sábado, 27 de diciembre de 2014

Adelantos TLH - Las Ultimas Horas

Septiembre 24/2015

"James gritó. Un rayo parecía bifurcarse detrás de su visión, y de repente estaba de regreso en Regent Park, de rodillas sobre la hierba. Alguien lo agarraba firmemente por los hombros. "Jamie, Jamie, Jamie," dijo una voz urgente, y James - su respiración desgarrándose dentro y fuera de su pecho - trató de concentrarse en lo que estaba frente a él.

Mathew.

Todo estaba borroso en ese momento a excepción de la cara de Matthew, sus ojos verdes grandes, oscuros y constantes. Detrás de él, otras figuras se movieron; parecían en ese momento, las formas que James había estado encontrando en las nubes - incipientes e intocables.

"Jamie, respira", dijo Mathew, y su voz era la única cosa constante en un mundo que giraba al revés. Habían pasado años desde que había sucedido. Años. El horror de que sucediera en frente de una multitud...

"¿Ellos me vieron?", Dijo con voz agrietada. "¿Ellos me vieron transformare?"

"No lo hiciste," dijo Matthew "O por lo menos, sólo un poco - tal vez sólo un poco borroso en los contornos".

"No es divertido", dijo James entre dientes, pero el humor de Mathew actuó como una bofetada de agua fría; abrió los ojos completamente, vio a Thomas y a Christopher mirándolo. Se habían posicionado de tal manera que bloqueaban la multitud en la orilla del lago.

"Levántate", dijo Thomas. "Es lo mejor que puedes hacer James, vamos a decirles que tropezaste o caíste." Sus ojos color avellana estaban ansiosos pero su tono era tranquilizador. "Honestamente toda la atención estaba en Ariadne -"

Las manos de Mathew sobre los hombros de James se convirtieron en un agarre en sus brazos, y James fue arrastrado en posición vertical por sus tres mejores amigos. Christopher sacó un pañuelo de algún lugar y empezó a desempolvar sus solapas.

"Chris", dijo Mathew. Él era la única persona que alguna vez usaba ese apodo para Christopher, además de Anna. "Deténte. ¿A quién le importa si está polvoriento? El era invisible ".

"Pero ya no lo es", señaló Christopher.

"Tenemos que llevarte de vuelta al Instituto", dijo Matthew a James en voz baja. "Si vas a comenzar de repente a ponerte todo... borrosos... sin razón... entonces los Hermanos Silenciosos -"

"No los Hermanos Silenciosos", dijo Thomas. "Sólo Zachariah""

Abril 12/2015



Jordelia

James y Matthew se separaron, Matthew para bailar con Lucie y James para hablar con sus padres. Cordelia los vio mirando hacia ella y luego desviando la mirada rápidamente, ella no estaba para nada sorprendida cuando James apareció un momento más tarde al frente suyo, mostrando una gran sonrisa s su tío y a su tía.

"Miss Corsairs", dijo el con una pequeña venia en dirección a Cordelia. "Me favorecería usted con este baile?"

"Es un Vals", dijo la madre de Cordelia antes de que esta pudiera hablar. "Mi hija no sabe como bailar vals"

Cordelia se mordió el labio. Ella ciertamente sabía como hacerlo, su madre había contratado un instructor para que le enseñara a bailarlo. pero el Vals era un baile seductor, uno donde podías sentir el cuero de tu compañero contra el tuyo, escandaloso cuando se volvió popular.

Ella deseaba muchísimo bailar el vals con James





Fuente: CassandraJP
"¿Quién es el chico que está tropezando con sus propios pies?" Cordelia preguntó mientras el chico en cuestión, un hombre delgado y joven manchado de tinta, con gafas y despeinados rizos castaños, casi tropieza con Lucy y Mathew.

"Es Christopher Lightwood Mi primo. Por desgracia, Christopher está mucho más en casa con vasos y tubos de ensayo de lo que está con la compañía femenina. Esperemos que no empuje a la  pobre Rosamund Townsend sobre la mesa de los refrescos ".

"¿Está enamorado de ella?"

"Señor, no, apenas la conoce", dijo James. "Charles y Daphne están comprometidos, y Barbara Lightwood tiene un entendimiento con George Hayward. Más allá de eso, no estoy seguro de poder pensar en ningún romance surgiendo en nuestro grupo. Aunque,  tenerlos a ti y a Alistair aquí nos podría traer algo de emoción, Daisy".

Su corazón dio un vuelco. "No me había dado cuenta de que recordabas el viejo apodo."

"¿Cuál, Daisy" El la mantenía cerca mientras bailaban: ella podía sentir todo su calor de pies a cabeza, haciéndola erizar. "Por supuesto que lo recuerdo. Yo te lo dí. Espero que no me vayas a hacer dejar de usarlo ".

"Por supuesto que no. Me gusta". Se obligó a no apartar la mirada de la de él. Por Dios, sus ojos estaban sorprendentemente cerca. Eran del color de la miel de caña, casi chocante contra el negro de sus pupilas. Había oído los rumores, sabía que algunas personas encontraban sus ojos extraños y ajenos, un signo de su diferencia. Ella pensaba que eran preciosos: el color del fuego y el oro, la forma en que ella se imaginaba el corazón del sol. "Aunque yo no creo que me quede. Daisy suena como a niña bonita con cintas en el cabello ".

"Bueno", dijo. "Por lo menos eres-"

Se interrumpió. Ella oyó el chasquido mientras él tragaba: estaba mirando más allá de ella, a alguien que acababa de entrar en la habitación. Cordelia siguió su mirada y vio a una mujer alta, delgada como un espantapájaros y vestida con el negro de luto,  el pelo castaño rojizo veteado de gris hecho en el estilo de décadas atrás, apilados sobre su cabeza. Tessa se apresuraba hacia ella, una mirada de preocupación en su rostro. Will la seguía, y por Dios, ¿Por qué se veían los dos tan preocupados?

Cuando Tessa la Alcanzó, la mujer hizo a un lado, dejando al descubierto la chica que había estado de pie detrás de ella. Una niña, vestida toda de marfil, con una cascada de rizos suaves de oro blanco recogidos de la cara. La chica se adelantó con gracia para saludar a Tessa y a Will, y mientras lo hacía, James dejó caer las manos de Cordelia.

Habían parado de bailar. Cordelia se quedó de pie, congelada en la confusión, mientras James se alejaba de ella sin decir una palabra y cruzaba la habitación hacia la muchacha.

Diciembre 26/2014

La Hermosa Cordelia


Fuente: Cassandra JP


Cordelia miró por encima de su hombro. "Es - Quiero decir, también me gustaría charlar a solas contigo, también, pero no estamos siendo terriblemente groseras al pedirle a tu hermano que camine detrás de nosotras?"

"Ni un poco", le aseguró Lucie. "Míralo. Está bastante distraído, leyendo."

Y lo estaba. James tenía un libro y estaba leyendo tranquilamente mientras caminaba. A pesar de que parecía totalmente atrapado por lo que fuera que estaba examinando, no tenía problema en  esquivar a los transeúntes, las rocas ocasionales o ramas caídas, y una vez incluso a un niño sosteniendo un aro, con admirable gracia. Cordelia sospechaba que si afuera ella quien hubiese tratado tal maniobra, se habría estrellado contra un árbol.

"Tienes mucha suerte", dijo Cordelia con nostalgia, sin dejar de mirar por encima del hombro a James.

"Oh Dios, ¿por qué?" Lucie la miró con los ojos muy abiertos. Mientras que los ojos de James eran ámbar,  los de Lucie eran de un azul muy pálido, un tono más claro que el de su padre. Los famosos ojos azules oscuros Herondale  habían sido heredados por los hijos de la hermana de Will.

La cabeza de Cordelia miró alrededor. "Oh, porque -" Porque logras pasar tiempo con James todos los días?.  Ella dudaba Lucie pensara en eso como un regalo especial; uno no lo hacía, cuando se trataba de la familia. "Él es un buen hermano mayor. Si yo le hubiera pedido a Alastair caminar diez pasos detrás de mí en un parque, se habría asegurado a pegarse a mi lado todo el tiempo sólo para molestarme".

"Pfft!" Lucie exhaló. "Por supuesto que me encanta Jamie pero ha sido espantoso últimamente, desde que se enamoró."

Ella podría haber dejado caer  un artefacto incendiario en la cabeza de Cordelia. Todo parecía salir volando a su alrededor. "¿El qué?"

"Enamorado", repitió Lucie, con la mirada de alguien que disfruta al impartir un poco de chismes. "Oh, él no dice de quien, por supuesto, porque es Jamie y él nunca nos cuenta nada. Pero mi padre le ha diagnosticado y dice que es sin duda el amor ".

"Lo haces sonar como consumo." La cabeza de Cordelia daba vueltas con consternación. ¿James enamorado? ¿De quien? La mirada que él le había dado cuando ella se bajó del carro, ¿ tal vez se lo había imaginado?.

"Bueno, lo es un poco, ¿no? Se pone todo pálido y de mal humor y se queda mirando por la ventana como Keats ".

"¿Acaso Keats miraba por las ventanas? No recuerdo haberlo escuchado".

Lucie siguió adelante, sin inmutarse por la cuestión de si poeta romántico más importante de Inglaterra miraba o no por las ventanas. "Él no va a decirle nada a nadie, solo a Mathew y Mathew es una tumba en lo que a James concierne. Escuché un poco de su conversación una vez por accidente, sin embargo - "

"Accidente?" Cordelia levantó una ceja.

"Puede que haya estado escondida debajo de una mesa", dijo Lucie con dignidad. "Pero sólo porque había perdido un pendiente y estaba en buscándolo."

Cordelia reprimió una sonrisa. "Continúa."

"Él esta definitivamente enamorado, y Matthew definitivamente piensa que está siendo un tonto. No le gusta ella. "

Fuente: Cassandra Clare

No hay comentarios:

Publicar un comentario